PELIGROS DE LA PRIMAVERA

¡Hola amigos!

Ya por fin llega la primavera; el buen tiempo, el calorcito, los días más largos… Apetece salir a la calle y pasear con nuestros animales.

Pero mucho cuidado, la primavera es la estación más peligrosa para los perros. Es cuando la naturaleza aflora, salen numerosos insectos y plantas verdaderamente perjudiciales para su salud. A continuación os mostramos varios de éstos:

Ataque de pulgas y garrapatas

Las pulgas y  garrapatas viven a costa de la sangre que obtienen del perro. En esta época que es cuando está naciendo las plantas y está todo verde también es la época de las garrapatas. Las pueden contraer en cualquier lugar, cuando salgamos de paseo con nuestros animales hay que revisar especialmente orejas, cuello, hocico, patas y rabo. Sería conveniente prevenirlos con la pipeta o bien con el collar antipulgas. Consulte con su veterinario de confianza.

Mosquito de la leishmaniosis

La leishmania es un parásito microscópico muy abundante en determinadas zonas de nuestro país, coincidentes con ríos y marismas, así como otras extensiones de agua como pantanos, zonas con piscinas…donde vive el mosquito -flebotomo- que la transmite.

La picadura de este mosquito produce en los perros una serie de síntomas generales como apatía, anorexia, adelgazamiento, problemas en la piel y en las articulaciones, hemorragias, etc. Su control es muy importante, ya que el desarrollo de la enfermedad depende en gran medida del estado inmunológico del animal, así como de las personas, puesto que puede llegar a afectar a seres humanos con inmunosupresión, enfermos de SIDA, bebés, ancianos, etc.

Podremos prevenirla con collares específicos que evitan la picadura del mosquito. Pero la mejor prevención es no frecuentar lugares pantanosos durante los meses que el mosquito vive en ellas.

Oruga procesionaria

Durante los meses de Marzo y Abril es muy frecuente encontrar por el suelo de las zonas donde haya pinos o cedros largas hileras en movimiento: son Orugas Procesionarias del Pino. Vive en los bosques de pinos y cedros de toda la península y Baleares, no obstante, no suelen ser comunes en las zonas lluviosas o por encima de los 1500m de altitud.

Esta oruga, con cabeza y piel de color negro y costados de color gris, cuenta en su dorso con unos pelos rojizos, llenos de una sustancia muy urticante que la protege de sus depredadores, que con sólo tocarla u olfatearla pueden sufrir graves reacciones alérgicas.

Los perros jóvenes, debido a su curiosidad, suelen tener más riesgo a entrar en contacto con la oruga procesionaria que los perros adultos. El problema reside en que el cachorro se encuentre en el parque explorando sin supervisión y se acerque a la hilera de orugas, las olfatee, las lama o se las coma.

En cuanto el perro lame la oruga la lengua se inflama y se puede necrosar. Los síntomas que demuestran que nuestro perro ha estado en contacto con ellas: presentan molestias al intentar abrirles la boca y se frotan su cara con las patas delanteras.

Lo más importante en este caso es tratar de evitar el contacto de nuestro perro con la oruga procesionaria eligiendo para pasear zonas que ellas no habiten.

Mucho cuidado con vuestros perros en esta época del año.

A disfrutar con mucha precaución, la primavera acecha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s